Razas de perro japonesas

17:40

¡A quién no le gustan estos adorables animalitos! Conocemos perros que vienen de América, de Europa, de África... Y, cómo no, Japón no podía ser menos. Porque efectivamente, en la actualidad podemos encontrar razas cuyo origen reside en el país del Sol naciente. Echémosle un vistazo.


  • Akita Inu
Sin duda uno de los más famosos, si no el que más. Su popularidad se ha disparado en los últimos años debido a la película estadounidense "Siempre a tu lado, Hachiko", la adaptación de la historia de Hachikô, el perro fiel que esperó durante el resto de su vida a que volviese su dueño en la estación de Shibuya (cosa que nunca hizo, tristemente, ya que murió en el trabajo). De hecho, allí podemos encontrar su estatua conmemorativa. Cabe decir que es una raza grande y con mucha dominancia, así que no se recomienda para primerizos, hay que informarse muy bien antes de tomar la decisión de incorporarlo como nuestro compañero; también es muy leal y protector, sobretodo con los niños. Antiguamente se usaba para cazar osos, así que podemos hacernos una idea de su potencial. Podemos encontrar Akita en color blanco, rojo, atigrado o sésamo (siendo éstos los menos comunes). Como pequeño apunte, encontramos otra variedad, el Akita americano, más grande y de rasgos ligeramente diferentes; sobre todo no hay que confundirlos.



Aquí podemos ver los diferentes colores, así como la variación del Akita y el Akita americano

  • Hokkaido Inu
También se le conoce como Ainu Inu, este perro ha sido usado en la caza. Son significativamente más pequeños que un Akita, pero eso no les impedía plantarle cara a sus presas. También son muy leales e inteligentes. No hay que confundirlo con un Shiba Inu.


  • Shiba Inu
Otro de los más reconocibles y famosos perros japoneses. Mucha gente los confunde con un Akita extrañamente. Además de la diferencia de tamaño y rasgos que salta a la vista, los Shiba tienen un carácter muy distinto. Tienen un poco más de carácter y son algo más tímidos; son pacientes, inteligentes... y no la raza más cariñosa que hay. Sin embargo, son unos perros de guardia muy buenos y muy leales. Los podemos encontrar en color rojo, negro, sésamo y blanco.


  • Terrier japonés
Es la más pequeña de todas las razas japonesas. Con los cuidados y ejercicio adecuados, el Terrier japonés puede llegar a ser un perro muy ágil, animado, inteligente y alerta, también muy predispuesto a aprender. Es una raza rara de ver, incluso allí.



  • Kai Ken
También es una raza rara de encontrar. Se considera la más antigua de todas las razas japonesas, y se usaba para cazar jabalís y ciervos. Tiene un pelaje muy distintivo que hace que lo llamen también "tora inu" (perro tigre). Son muy leales a sus dueños y tienen el instinto de deambular y cazar. Tienen un carácter algo salvaje, aunque inteligente, ágil y bravo. Es de tamaño mediano.


  • Spitz japonés
Es una raza medianamente moderno. El origen fecha de cuando un criador llevó dos Samoyedo canadienses y los cruzó con dos perros blancos autóctonos. Es muy amigable, alegre, leal e inteligente; además son muy buenos con los niños. Se parecen a los Pomerania.



  • Kishu Inu
Otra de las razas antiguas, el Kishu Inu se parece al Hokkaido, al Shikoku y al Kai Ken. También usado para cazar, tiene un temperamento más inclinado hacia el acecho y el silencio. Son muy inteligentes y devotos con sus familias, sobretodo con un único dueño. También son bastante dominantes debido a su genética, es necesario el entrenamiento concienzudo. Es de tamaño mediano.


  • Shikoku Inu
Esta raza aún se usa para la caza de jabalíes, siendo otra de las antiguas en el país. Tienen un cuerpo mediano pero musculoso y lleno de energía, así como increíbles dotes de caza. En cuanto a tamaño, están a medio camino entre un Akita y un Shiba. Tiene un carácter cauto, de rápido aprendizaje y gran inteligencia. No son tan independientes o tozudos como otras razas japonesas, pero tampoco es un perro para todos los públicos.


  • Tosa Inu
De esta raza inicialmente destacamos la diferencia de tamaño y facciones entre el macho y la hembra, siendo el primero más grande (aunque la raza en sí es grande) y teniendo más pliegues de piel. Se usaba como perro de pelea al ser un perro mezcla entre un Shikoku y un mastín. Más adelante se cruzó con Bullmastiff y Bulldog Inglés para crear un perro menos agresivo. Ahora son compañeros pacientes, sin miedos y amigables.



Como punto a tener en cuenta, nos encontramos con que en nuestro país se considera PPP (perro potencialmente peligroso) al Akita Inu y al Tosa Inu. Es muy importante informarse en este ámbito antes de dar el paso de tener uno en casa, ya que aquí entra en juego la legalidad.

¿Qué os han parecido estos perros? ¿Os habéis enamorado de alguno ya? Personalmente debo decir que ando enamorada de tanto Akita como Shiba. ¡De hecho tengo un Akita en casa! Si decidís incorporarlo a la familia no os arrepentiréis (siempre que se cumplan todos los cuidados necesarios, hay que adoptar con cabeza).

Otros artículos

0 comentarios

Entradas populares

Ahora en Twitter...

Nuestra página de Facebook